Antecedentes

En los últimos años el campo de los Recursos Humanos en Salud (RHS) estuvo en la agenda global impulsada desde la OMS por el Informe Mundial de la Salud 2006 “Trabajando Juntos por la Salud” y la invitación a una Década de Recursos Humanos en Salud (2006 - 2015). Ese avance se debió en parte a la importante producción de experiencias y de evidencias de un campo de saber que se configura como área del conocimiento, de políticas públicas de salud y de actuación especializada.

En la región de las Américas el tema “desarrollo de Recursos Humanos en Salud” surge del debate de los países a partir de los impactos de las reformas de los sistemas de salud en los años 90. Los países, en común acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo y otros actores, crean los Observatorios de Recursos Humanos de Salud con el objetivo de generar información y conocimiento para la toma de decisiones en este campo. Ese movimiento se consolida en el "Llamado a la Acción para el Desarrollo de Recursos Humanos para la Salud de las Américas", resultado de la reunión regional de los Observatorios en 2005, en Toronto, Canadá; así como en la  Resolución de los países para avanzar en este sentido durante la década.

Una intensa producción en el campo de Recursos Humanos en Salud ha respaldado las acciones en esta área, generando un amplio acervo de conocimientos y de experiencias que aún se requiere sistematizar. Parte de ese conocimiento está en forma de literatura científica, sin embargo, otra parte también importante se encuentra en forma de literatura gris, en memorias de congresos, informes de proyectos, reuniones de trabajo así como políticas públicas e instrumentos, documentos y metodologías de gobierno.

Las reflexiones sobre la finalización de la Década traen la necesidad de sistematizar la producción de conocimiento producido en la Región para aprovechar los aprendizajes, promover su publicación y pensar las nuevas preguntas para la investigación  del campo de Recursos Humanos en Salud, contextualizados en el  momento actual y con proyecciones al futuro. Siendo así, el equipo de Recursos Humanos en salud de OPS/OMS Representación de Brasil, Oficina Central y Subregionales y BIREME conforman un grupo de trabajo para implementar el proyecto “Gestión del Conocimiento en Recursos Humanos para la Salud Universal”, con capacidad de recolectar y analizar la producción científica en el campo de RHS generadas principalmente en las dos últimas décadas.

Reuniones de planificación y desarrollo

Sobre el Proyecto

Considerando:

  • La existencia de una reconocida red de instituciones e investigadores con amplia producción de conocimientos y experiencias en RHS;
  • La necesidad de difusión y ampliación de los conocimientos y experiencias en los procesos de cambios;
  • La necesidad de estimar la producción de conocimientos, fortalezas y debilidades;
  • La necesidad de comprender la contribución al desarrollo del conocimiento en RHS, sus proyecciones e identificar los vacíos; y
  • La discusión y desarrollo de una nueva agenda de producción de conocimiento en los nuevos escenarios nacionales e internacionales;

Se conforma el Proyecto de Gestión del Conocimiento en Recursos Humanos para la Salud Universal, siendo su objetivo general:

Conformar un colectivo para diseñar una estrategia participativa de sistematización y organización del conocimiento que contribuya para la reflexión y definición de una nueva agenda de Desarrollo de Recursos Humanos para la Salud Universal en América Latina y el Caribe.

Los objetivos específicos del proyecto son:

  • Identificar y analizar la producción científica y técnica en RHS publicada en la Biblioteca Virtual en Salud (BVS);
  • Ampliar el registro de la literatura científica y, principalmente, gris en RHS para organizarla y dejarla disponible en LILACS (Literatura Latinoamericana y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud) y en Repositorio Digital dedicado a la producción científica y técnica en RHS;
  • Promover análisis cualitativas y cuantitativas de la producción científica y técnica identificada;
  • Promover revisiones sistemáticas en el campo de RHS; y
  • Fomentar el uso de información y evidencia para la toma de decisiones.