Red de Observatorios en Recursos Humanos en Salud de la Región

Diálogo Regional sobre Educación médica: ¿Hacia dónde ir?

Versión para impresiónPDF version

Agenda sesión inaugural

Descargar agenda

Propósito

  • Generar un intercambio entre Escuelas y Facultades de Medicina de la Región de las Américas para analizar su misión y visión en la formación de médicos orientados hacia la Atención Primaria de la Salud y discutir los ejes fundamentales del cambio.

Objetivos

  • Analizar los nuevos enfoques curriculares y las distintas estrategias adoptadas por un conjunto de escuelas/facultades de Medicina de América Latina, Canadá y USA que incorporan la APS como parte de su misión social.
  • Reflexionar sobre las experiencias en marcha con los servicios y autoridades de salud para la incorporación de alumnos y docentes en la red de servicios de salud y particularmente en los espacios de aprendizaje de la APS.
  • Discutir sobre la inserción de la APS a lo largo del currículo.
  • Analizar problemas y dificultades; avances y logros alcanzados en la incorporación de la APS en los programas de formación.
  • Identificar estrategias para potenciar estos esfuerzos.

Metodología

  • El Diálogo constará de dos etapas:
    • una sincrónica a través de una sesión vía Elluminate, donde todos podrán expresarse verbalmente, la que tendrá una duración de dos horas y,
    • otra asincrónica, con una duración de una semana, donde los participantes podrán comunicarse por escrito siguiendo el tema del debate.
  • Previo al inicio, estarán subidos al portal del Observatorio varios videos y presentaciones de escuelas/facultades de Medicina que han sido identificadas por su enfoque educativo orientado a la APS y las comunidades. Es imprescindible que los participantes del foro puedan analizar con anterioridad los materiales subidos.
  • Los participantes contarán además con una bibliografía básica que respalda el enfoque hacia la APS.
  • En la apertura formal se realizará una pequeña presentación y se abrirá el debate en función de un tema central:
    • Porqué orientar los currículos hacia la APS y las comunidades y cuáles elementos y estrategias educativas habría que considerar.
  • A continuación de este momento sincrónico, se abre el diálogo asincrónico donde todos podrán participar del debate escrito, contar el avance de sus escuelas, realizar preguntar, expresar sus opiniones y dudas, aportar sugerencias y recomendaciones que permitan aunar esfuerzos.
  • Producto del foro se espera obtener un relato que será publicado en el propio portal del Observatorio para disposición de todos los interesados.

Fecha de realización

  • El diálogo se iniciará el día 14 de Septiembre a las 10 am hora de WDC, en el portal del Observatorio de Recursos Humanos en Salud.
  • Después de entrar al Portal, el participante deberá ir a los “Diálogos on line”, donde encontrará los videos, las presentaciones y algunas bibliografías de referencia.
  • En el mismo espacio encontrará una sala virtual Blackboard donde deberá acceder el día 14 a las 10 am para el encuentro sincrónico.

Agenda inaugural: Viernes 14 de septiembre de 2012 (Hora WDC)

10:00 a.m. Bienvenida y apertura del Diálogo virtual
10:10 a.m. Introducción a la presentación de algunas experiencias: Dra. Rosa María Borrell
10:15 a.m. El Foro Argentino de Escuelas/Facultades públicas de Medicina: Dr. Gustavo Irico (decano Facultad Medicina, Universidad Nacional de Córdoba) y Dr. Mateo Martínez (decano Facultad Medicina, Universidad Nacional de Tucumán)
10:35 a.m. Después de Flexner: la misión social de la medicina. Experiencias de USA: Dr. Pedro José Greer. Professor of Medicine and Chairman Department of Humanities, Health and Society; Assistant Dean for Academic Affairs. Florida International University. Herbert Wertheim College of Medicine
11:00 a.m. Experiencias puntuales:
1. Universidad de la Frontera, Temuco, Chile: Dr. Eduardo Hebel, decano de la Facultad de Medicina.
2. Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua-León: Dr. Armando Matute Moreno, decano de la Facultad de Medicina.
11:30 a.m. Discusión abierta
12:00 a.m. Cierre del diálogo sincrónico e inicio del foro virtual


Nota: Para visualizar su hora local, visitar el siguiente enlace.

Grabación

Grabación virtual (14 de septiembre de 2012)

Presentaciones de las Escuelas/Facultades de Medicina


(hacer clic)

Lecturas recomendadas

(hacer clic)

Enlaces de interés

Medical Education Futures Study
Primary Care Progress
Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria
Social Accountability in Action. Training for Health Equity Network
The Network: Towards Unity for Health

Contacto

Rosa María Borrell (OPS/OMS)
Hernán Sepúlveda (OPS/OMS)

Relato final del diálogo

Descargar relato

 

 

Comentarios

Será una experiencia muy interesante, excelentes los materiales que se pusieron a disposición, esperamos participar a plenitud en el dialogo una vez se de inicio el catorce

Excelente iniciativa para promover el diálogo. Los procesos iniciados en varios países de la región, de evaluación y acreditación de las escuelas de Medicina, son una excelente oportunidad para identificar debilidades y amenazas y convertirlas en oportunidades para una transformación positiva de la educación médica.

Lamentablemente, la mayoría de los procesos de evaluación están utilizando criterios e instrumentos de evaluación que se enfocan prioritariamente en los aspectos formales de los currículos y sus planes de estudio, más que en la articulación y vinculación de las escuelas de Medicina, con el entorno social y comunitario, con las realidades que la rodean.

Iniciativas como esta son importantes en el esfuerzo por generar las condiciones apropiadas que conlleven a una redefinición de la formación de médicos en la región, con enfoque de APS-Renovada, para lograr el acceso universal y equitativo a servicios de salud de las más alta calidad disponible.

de acuerdo con lo que plantea Alcibiades, aquí está el reto, para que trabajemos y compartamos nuestras experiencias

La claridad conceptual, nos obliga a reconocer que nuestra responsabilidad como docentes no se centra en el joven de hoy ni en el profesional de mañana, sino en que ese profesional, con los aportes que hoy hacemos como docentes, treinta o cuarenta años despues de haberse graduado sea competitivo y continue dando respuestas adecuadas a la sociedad de esa epoca. Creo que ese es nuestro reto.

Desde la perspectiva nuestra, estamos ante un nuevo despertar

Felicitaciones!! Considero que este especio nos permita promover la sistematización e investigación de educación médica en la región, pues hay muy buenas iniciativas, pero que requieren ser recogidas, analizadas y publicadas. Propongo vincularnos con la Network-TUFH, quienes tienen también interés en promover el tema.

Un abrazo a todos y todas,

 

Xavier

Quiero proponer para iniciar varios puntos para el dialogo.

Tenemos claro las bondades de la atencion primaria como estrategia para abordar la problemática del sector y mejorar las condiciones de nuestra comunidades en salud?

Como formadoras como debemos replantear nuestros procesos formativos, manteniendo la calidad pero ratificando nuestro compromiso con la sociedad en la cual estamos inmersos y que debemos ir mas allá de ser simplemente formadoras?

Cual debe ser la misión de la universidad

Cual es el perfil del Medico a formar

Cual es nuestro objeto de estudio

Como lo debemos formar? Cuales deben ser las estrategias a desarrollar?

quien es nuestro aprendiz? Como aprende y que debe aprender?

Cual es el papel del docente, de la comunidad y de los escenarios de practica en esa formacion?

Cual es el papel de los servicios de salud como escenario, como empleador, como ente rector del sistema?

Estamos formando Medicos para nuestras realidades?

 

A partir de la interesante actividad del día viernes, me atrevo a presentar algunas consideraciones.

Creo que es una responsabilidad de todas las instituciones formadoras del talento humano, en este caso Medicina, forma profesionales en salud con vinculación a la comunidad, es un compromiso con la esencia de la medicina y la educación superior en nuestros países, el trabajo con comunidad no tiene distinción del origen de la Institución, sea pública o privada.

Estoy convencido que la formación se hace con el compromiso y la participación protagónica de servicios de salud y comunidad, hoy en día el individuo como tal o como colectivo social es protagónico en el autocuidado y en el proceso de gestión en salud, porque no serlo también en el proceso formativo. La vinculación de los servicios de salud debe ir más allá de ser un escenario de practica, la articulación docencia servicio debe ir mas alla de una relación de conveniencia.

Los nuevos enfoques de hacia donde debe ir la educación médica debe reconsiderar cual es el objeto de estudio de la medicina o del proceso formativo, más alla del proceso salud enfermedad o la enfermedad, una consideración como el proceso vital humano como objeto de estudio, en mas amplia, mas integral, reivindica el abordaje integral, interdisciplinario o el escenario.

La Atención primaria en salud nos ofrece un panorama mas amplio, coherente con un nuevo modelo formativo y de mayor arraigo para el profesional generalista y la realidad de nuestra practica médica. Hay que desmitificar esa visión anterior que es Médicina de mala calidad o para poblaciones marginadas.

Excelente, la discusión sincrónica que compartimos con los docentes de la Carrera de nuestra universidad con muy buena repercusión y deseos que se repita y amplíe. Tal vez sea innecesario pero en un aspecto puntual y si se quiere periférico soy conciente que el término APS resulta bastante polisémico y que puede utilizarse en formas muy  diferentes. Sin embargo sugiero ir acordando progresivamente que saquemos a la APS de la ubicación en algún lugar (rotaciones por APS) o por algún nivel del sistema de salud (me parece mejor denominar rotaciones por el primer nivel).Al pensarla como una estrategia, una agenda viva y dinámica de reforma del sector salud, la APS se puede pensar en función de las repercuciones de un sistema de salud que hace eje en las comunidades y en el primer nivel y reorienta desde allí el funcionamiento de los hospitales y de la alta complejidad.            En un giro cultural casi Copernicano la educación médica puede contribuir, y mucho, a consolidar un cambio que es organizativo pero simultanea y fundamentalmente cultural.

 

Primero que todo, quisiera agradecer por la apertura de este espacio de diálogo regional, que considero que comenzó muy bien con la excelente sesión del viernes anterior. Me parecen muy interesantes las interrogantes que plantea Giraldo como inicio de este conversatorio puesto que comparto estas inquietudes desde que realicé el curso pero muy en particular desde la sesión illuminate anterior. En el caso particular de mi país y de mi universidad, exceptuando la primera pregunta de "cuál es el papel de la universidad", las siguientes no las tenemos del todo claras, porque de todos modos acá en Costa Rica este proceso de cambio se encuentra aún muy incipiente. Sin embargo resulta evidente que tal vez no estemos del todo formando el médico que necesitamos puesto que aunque nuestros profesionales en su mayoría terminene laborando en el primer nivel de atención, esas no son sus expectativas a mediano y largo plazo, ni como médicos generales ni como especialistas.

En lo personal agradecería mucho poder crear enlaces con las universidades que ya han podido cambiar exitosamente su modelo y romper estos paradigmas, puesto que estoy segura que su ejemplo e historia nos puede servir de mucho como guía para enfrentar nosotros nuestro propio proceso. Las autoridades universitarias y mi persona estamos ávidos de información al respecto y realmente deseosos de reformar el rumbo de la Escuela de Medicina, pero aún tenemos dudas e inquietudes.

A todos un gran saludo! Tatiana. Universidad Hispanoamericana - Costa Rica

Estimados amigos del foro:

Después de nuestro magnífico encuentro, quisiera rescatar las preguntas que el Dr. Giraldo Munera, decano de la Facultad de Medicina de la Fundación Universitaria San Martín enumera en una secuencia muy lógica.

Quiero rescatar la primera, la misión de la universidad y la Facultad de Medicina en particular,  para empezar reflexionando con uds. en voz alta si realmente las facultades latinoamericanas tienen redefinidas una nueva misión que de cuenta de las necesidades sociales y su compromiso con la sociedad.

Nos ha llamado mucho la atención como universidades norteamericanas, en un país donde la comercialización de la medicina es muy fuerte, se han comprometido con "mejorar la escacez de los médicos en zonas sub-atendidas" como una misión firme para formar médicos que puedan permanecer y atender en dichas zonas. Esta es a mi juicio una misión de altísima responsabilidad, con serias implicaciones a lo interno de las facultades, con programas de rescate (pipeline) de futuros alumnos de dichas zonas, con acuerdos sustantivos con los centros de salud de las mismas zonas geográficas subatendidas, con programas de "inmersión" de los estudiantes en dichas zonas, con rotaciones de varias semanas y pasantias largas y con posibilidades de continuar con sus residencias médicas en dichas zonas. Esta nueva misión, les ha cambiado además el diseño curricular, ahora más centrado en la atención primaria y la salud pública, y la investigación como eje central de aprendizaje está dirigida hacia la salud enfermedad de las comunidades a las que atienden.

Cambiar la misión, adecuarla a las nuevas necesidades y realidades sociales de salud es una tarea seria y requiere un consenso interno fuerte, decidido y responsable.

Como podemos redefinirla en América Latina??   

La tarea no parece sencilla, ni hay garantías que el esfuerzo de la formación termine impactando sobre las decisiones de los graduados pero no nos cabe duda que hay que intentarlo. Partimos en Argentina de la paradoja "faltan médicos en un país en que sobran médicos".

Aunque el censo de población  2010 no recabo la importantísima información de demografía profesional del censo anterior  existe consenso en que Argentina supera la cifra de tres médicos cada mil habitantes. Sin embargo con mucha razón los gestores públicos podrían desconfiar de esa cifra ya que para muchos de ellos no hay médicos disponibles. Residencias que no se cubren, servicios que no se pueden abrir en múltiples espacios del país configuran un panorama que no es sencillo de explicar. Nuestra Universidad vive esa realidad en su area de influencia y a escasos 30 km del Centro de la Ciudad de Buenos Aires hay servicios vitales que no se abren por falta de profesionales.

Como señala la Dra Borrell hemos iniciado un camino de formación orientado a la medicina general (en Argentina esta definición incluye a pediatras, clínicos, geriatras) con el mayor arraigo posible a lo ámbitos mas desprotegidos de atención. Nuestros alumnos son en su inmensa mayoría de la misma zona de influencia y realizan prácticas sistemáticas en el centro de salud mas cercano a su domicilio -en algunos casos en los mismos centros donde ellos mismos han sido atendidos en el pasado- desde la 5ta semana de primer año. El impacto ha sido inmediato: en los centros que se han sentido "universitarios" y en los alumnos que encontraron "nuevos sentidos sobre por que estudian medicina".    

Mientras estamos convencidos del rumbo, abrimos todas las dudas para evaluar concurrentemente estas y para pensar otras estrategias de radicación y opciones profesionales ya que entendemos que el mercado de trabajo está en este preciso momento enviando otras señales a los graduados.

Nuestra precoz participación en el Foro de Facultades y Escuelas Públicas de Medicina es también vivida como una gran oportunidad ya que como explicara el decano de la Universidad de Tucumán este Foro en estrecho vínculo con los Ministerios de Educación y de Salud de la Nación intenta encarar en forma sistémica este desafío.

En forma paralela comenzamos un proceso de exploración sobre mercado de trabajo en salud en el area metropolitana ya que consideramos que faltan respuestas para explicar el súbito "agujero negro" en la oferta de profesionales.

Reiteradas felicitaciones por el FORO que nos refuerza en las convicciones y en las opciones de formación que hemos elegido.

Mario Rovere       

La nota de la Dra Borrel me llevan a compartir esta reflexión, no se si esta puede ser la situación de todas las universidades latinoamericanas, pero creo que las universidades (al menos en Colombia) el papel de conciencia critica de la sociedad, hemos perdido protagonismo en el analisis y evaluación de las nuevas tendencias, hemos dejado en manos de otros ese papel o nos dedicamos simplemente a investigar o formar el recurso humano y.., debemos participar en el analisis y evaluación de los nuevos avances, proponer nuevas construcciones de futuro donde se propicie un desarrollo pleno en este caso del sector salud. Ya no nos atrevemos a crear utopias, o ha hacer contribuciones que transformen la realidad de nuestras zonas de influencia.

Retomando nuestro mundo como Facultades de Salud o Medicina, debemos estar atentos a nuestras condiciones epidemiológicas y demograficas y hacer a nuestros estudiantes y egresados coparticipes de las necesidades y respuestas que requieren nuestras comunidades. Nuestro egresado y estudiante debe encontrar su razon de ser en el sistema de salud en el cual esta inmerso, debe dar lo mejor de si al cuidado de la salud del individuo y el colectivo social.

Creo que esta puede ser una buena reflexion para redefinir nuestra mision como universidad y el punto de partida para el desarrollo curricular

Feliz día a todos los participantes en este interesante dialogo regional

Hola a todos, saludos desde la Universidad Mayor de San Andrés, quiero comentarles respondiendo la pregunta planteada sobre ¿cómo podemos redefinir la formación en América latina considerando APS?, que podemos hacerlo trabajando con una comisión o hacer que las comisiones acreditadoras incluyan competencias específicas en APS para los alumnos, de esa manera poco a poco las facultades se adecuarán a esos requisitos ya que cumpliéndolos lograrán su acreditación.

Atte,

Patricia Philco Lima

Docente investigadora IINSAD

By pphilco

Nuestras realidades iberoamericanas son bastante parecidas, estamos viviendo por lo menos en nuestro país un cambio del modelo de atención biologista hacia una medicina social en la cual el profesional de la salud debe no solo saber atender  la enfermedad sino conocer los problemas sociales  que aquejan a esa población y participar en la prevención de los mismos, esto es lo que exige hoy la atención, sin embargo seguimos formando médicos que piensan en la especialización y no en la problemática de la sociedad, por lo tanto la Universidad debe dar un giro total en la formación de sus profesionales para lograr un médico preparado no solo para la atención sino para liderar los cambios sociales que amerita la sociedad, pero para ello la Universidad debe cambiar la forma de enseñar de sus docentes puesto que ellos todavia piensan en la medicina biologista y solo en el individuo enfermo y no en la comunidad y la epidemiologia de sus problemas.

Es importante poder aprovechar las experiencias presentadas para aprender en nuestras realidades.

Despúes de felicitar tan importante iniciativa,paso a exponer mis consideraciones sobre este tema.

Cuál es el perfil del Médico que debemos formar en las Universidades?, sin lugar a dudas el que necesitan nuestros paises, por lo tanto la Universidad debe ser partícipe de los problemas de salud por los cuales la población se atiende en las unidades médicas especialmente los servicios públicos: y eso no ha estado sucediendo porque la Universidad está relacionada  muy cercanamente con la práctica hospitalaria, dejando la atención de la comunidad a los primeros niveles sin la debida interelación en los años superiores. 

El perfil del médico debe estar direccionado hacia un profesional con formación holística para atención integral del paciente, enfatizarse en la prevención y promoción de la salud, considerando que existen otros espacios fuera del ámbito hospitalario que tienen mucho que ver con la salud/enfermedad, con competencias desarrolladas en comunicación, liderazgo y con un profundo sentido de la ética.

Nuestras Universidades deben desarrollar procesos de renovación de conceptos en los docentes para impulsar un cambio hacia un perfil del profesional que hoy necesita formar.

 

1. Es fundamental involucrar la academia en la red de servicios y en los espacios de APS, creo que para esto sería interesante la experiencia que desarrollaron los proyectos UNI con el apoyo de la Fundación Kellogg, creo en el desarrollo armonico y articulado de servicios de salud, academia y comunidad, manteniendo los objetivos misionales se pueden desarrollar propuestas conjuntas, al fin y al cabo el servicio de salud será mañana el empleador y el ente rector del sistema de salud, la comunidad no es solo objeto es protagonica en el proceso de salud. Estoy seguro que si el estudiante y por ende el docente se involucra en el quehacer del servicio, el estudiante se apropiara del modelo que mañana vivira en su practica, se le facilitara el aprendizaje (aprender haciendo). Los docentes y el proceso formativo serán mas acordes con el modelo de practica.

2. Creo que es necesario romper con el modelo asignaturista, basado en el desarrollo de los departamentos y en su forma de abordar unidisciplinaria del objeto de estudio de la medicina, en este orden de ideas se debe propiciar la integracion en los planes de estudio, diseñar estrategias integradoras de los contenidos del plan de estudios. Creo en el desarrollo de APS articulado en el quehacer del estudiante, no como un contenido o una materia del plan de estudios. En parte considero que esta vision asignaturista o centrada en el contenido como tal impide el desarrollo de la APS.

3. Los problemas y las dificultades son muchas, desde el papel que debe jugar el estado como ente rector, los ministerios de salud deben estimular el desarrollo de planes de estudio (respetando la llamada autonomia universitaria) con nucleos basicos de formacion afines a las politicas públicas, no podemos seguir academicos y estado/servicios cada uno por su lado. Las universidades y los programas de salud debemos replantear nuestra mision, que interesante sería hablar de programas que forman recursos humanos que con sus conocimientos, destrezas y habilidades contribuyen a transformar las condiciones de salud y de vida de una comunidad o  su zona de influencia, el como, queda en manos de cada proyecto de formación con sus propias estrategias y realidades. Esto necesariamente nos debe modificar nuestros planes de estudio, nuestro aporte como docentes y las competencias que debe reunir cada egresado

Ahi dejo estas ideas para el debate

Agradesco mucho la oportunidad y los conceptos y experiecias compartidas por todos, tuve oportunidad de participar en una mesa de trabajo sobre la reincorporación de la APS en los estudios de ciencias de la salud en Perú y pude ser testigo de que en la realidad particular de las universidades más tradicionales de mi país, el modelo univeristario existente dificulta mucho la renovación de los currículos de manera tal que las evaluaciones, reformas y actualizaciones curriculares dejen de ser simplemente un cambio y recolocación de créditos y horas académicas de un curso a otro o de un año a otro, sin modificar la sustancia real, de un modelo centrado en el profesor y la instutición a un modelo centrado en el alumno y con reconocimiento de la responsabilidad social que tienen las facultades de ciencias de la salud con la sociedad. Es necesario revisar este modelo y/o generar un ente que pueda desde fuera de la universidad pueda generar la necesidad de cambio, ya sea con prerrogativas de acreditación o certificación o con lineamientos concertados con todos los llamados "stackeholders".

Nuevamente, gracias por su atención y espero que se den más oportunidades como ésta.

Michan Malca

Faimer fellow 2008

UPC Lima, Peru